Arroz con pato, setas y foie

Este es un arroz inspirado en el que comimos en la Genuina en Pinedo. Por tanto, receta de la zona de la Albufera en temporada de caza. En los últimos años las especies tradicionalmente abundantes, como la cuchara europea, el pato colorado y el porrón europeo han perdido importancia numérica, mientras que el ánade azulón ha aumentado notablemente sus cifras. Pero destacaría por encima de todos el collverd, probablemente el más abundante. Pues a ver si nos sale siquiera parecido al cocinarlo al que degustamos en Pinedo.

Lombarda con bacalao

Es un alimento robusto y barato, disponible durante todo el año en el mercado, sin embargo, la temporada ideal para consumir estas coles cultivadas al aire libre es el otoño y el invierno. Nosotros las preferimos en invierno después de haber soportado algunas heladas, pues hacen que muestren todo su esplendor culinario.Es uno de los vegetales más nutritivos y con mejor sabor de los que cultivamos en la huerta. Tiene pocas calorías, muy bajo contenido en hidratos de carbono y alto en agua. Según el MAPAMA las lombardas son ricas en fibra, vitamina C, en minerales (potasio, calcio, fósforo, selenio y azufre) y en compuestos bioactivos. La vitamina C se pierde con la cocción y también al permanecer durante mucho tiempo cortada por lo que no es aconsejable comprar lombarda precortada.

Coca de embutido o de Mestall

Se consumen todo el año, pero es típico de la pascua, una vez pasada la cuaresma y en la Valldigna, subcomarca de la Safor los domingos y los jueves que es el día de mercado. Una masa, con fiambre valenciano conforman esta coca. Siempre se hacía en casa en cuanto acababa la cuaresma y nos pillaba a todos con ganas de carne, y si era embutido mejor. Aunque mi generación no respeta la cuaresma, ha llegado el momento de hacer una coca de Mestall. Manos a la obra.

Arroz con bacalao inglés al horno de mi yaya Manuela.

Este es un arroz que hacía mi abuela cuando se impusieron los hornos caseros. No es, por tanto, un arroz paseado. Ella llamaba abadejo al bacalao normal y bacallà al bacalao inglés de color más amarillo y que todavía encontramos en el Mercado Central de Valencia. Hace mucho tiempo lo hacíamos mucho en casa, pero como la cazuela de barro ralla mucho tanto la vitro como la inducción dejamos de hacerlo. He encontrado por mis archivos antiguos esta publicación de cuando usábamos cocina de gas y me he decidido a publicarla tal cual. Buen provecho a tod@s.

La lombarda con piñones como acompañamiento

Es un alimento robusto y barato, disponible durante todo el año en el mercado, sin embargo, la temporada ideal para consumir estas coles cultivadas al aire libre es el otoño y el invierno. Nosotros las preferimos en invierno después de haber soportado algunas heladas, pues hacen que muestren todo su esplendor culinario.Es uno de los vegetales más nutritivos y con mejor sabor de los que cultivamos en la huerta. Tiene pocas calorías, muy bajo contenido en hidratos de carbono y alto en agua. Según el MAPAMA las lombardas son ricas en fibra, vitamina C, en minerales (potasio, calcio, fósforo, selenio y azufre) y en compuestos bioactivos. La vitamina C se pierde con la cocción y también al permanecer durante mucho tiempo cortada por lo que no es aconsejable comprar lombarda precortada.

Arroz caldoso-meloso negro de sepia y almejas

Día uno de mayo, un día antes del fin del confinamiento. Comercios abiertos el día anterior donde hemos comprado unas sepias medianitas, unas almejas italianas. Teníamos cabezas y espinas de pescado en el congelador y tinta. Pues caldo casero sofriendo los restos de pescado con algo de verduras, agua y la tinta de calamar congelada. Pues hemos decidido hacer un arroz entre caldoso y meloso de sepia y almejas ya que hemos añadido todo el caldo que teníamos. Vamos a cocinar un rato.

Patatas marineras de mi madre

A las patatas les pasa como al arroz y algunas legumbres, que van con todo. Hoy las hemos hecho con productos del Mar: marisco, cefalópodo, pescado y bivalvos de los que dispongamos. Por lo tanto, como en tantas recetas que dependen de los productos marineros, esta no es estricta y permite intercambiar unos ingredientes por otros como hacía mi madre. Tanto sabor da la chirla como la almeja y encima es más barata, decía. Como alcoholes hemos mezclado vino blanco con un poquito de brandy que usaba mucho mi abuela Manuela. Cocinemos pues unas patatas marineras.