Arroz con conejo y alcachofas


Hoy hacemos un arroz con conejo y alcachofas. Dos salvedades: las alcachofas están ya en sus últimas; estas ya tenían pelitos en su interior que hemos tenido que quitar; el conejo, cuando lo guiso con arroz y casi de cualquier forma me gusta en trozos pequeños. Así que lo primero que hemos hecho a sido precocinar las alcachofas en olla y partir el conejo en trozos muy pequeños (se hacen antes y quedan más tiernos). Dicho esto, vamos a hacer este arrocito para dos o tres personas. A la cocina.

Ingredientes:

Elaboración:


Lo primero que hacemos es cocer las alcachofas, las colamos y reservamos. Guardamos también un poco del caldo de cocerlas.


Ahora procedemos ha hacer una salmorreta rápida. Freimos una rodaja de pan y al vaso. Sofreimos la ñora, el tomate pelado y sin pepitas y unos ajos. De ahí lo pasamos al vaso de la batidora con un poco de caldo de las alcachofas y batimos hasta obtener una mezcla homogénea.


Momento de freir el conejo cortado pequeñito y salpimentado. En cuanto cambie de color incorporamos el pimiento verde picado y seguimos cocinando.


Echamos la salmorreta y revolvemos; luego el pimentón y revolvemos y enseguida el caldo y el colorante a falta de azafrán. Cuando empiece a hervir tiramos el arroz que repartiremos bien.


Ahora lo de siempre a cocer a fuego alto unos 10 minutos. Ya empieza a verse el arroz, momento de depositar las alcachofas y bajar el fuego.


Acabamos de cocer el arroz; dejamos reposar 5 minutos y servimos en platos. Detalle donde se ve el arroz bien suelto en su punto exacto de cocción.

Los arroces siempre están ricos si conseguimos que el arroz esté en su punto. Cuando lo hacemos en cazuela es difícil conseguir un socarraet porque se quema enseguida. En todo caso un arroz que hemos hecho en poco tiempo y que ha salido muy sabroso. Suelo usar la salmorreta en los arroces marineros, pero hoy me he tirado a la piscina con un arroz de carne. Creo que el resultado ha merecido la pena. Buen provecho a tod@s