Arroz marinero para dos

Para días no festivos, sobre todo si comemos solo el matrimonio no nos gusta montar la parafernalia de la paella y guisamos muchos arroces en cazuela que son más cómodos y con cuatro cosas. Comemos estos arroces al menos cada dos semanas. Y ya ni os cuento con el calor que hace a la hora de comer. Pero cocinemos este arrocito marinero que quedó realmente rico.

Preparativos:


Lo primero que hemos hecho es cocer los bivalvos, sacar sus mollas y colar el caldo mezclándolo con parte del que teníamos, aunque utilizaremos más – proporción 3 de caldo por uno de arroz-. Hemos dado vuelta y vuelta a los gambones y reservado. Y, hemos troceado pequeñito el rape y troceado el ajo. Preparados para cocinar.

Ingredientes:


FALTAN LOS AJOS, LO SIENTO

Elaboración:


En el aceite de saltear los gambones echamos los calamares con el ajo y cuando vayan estando los trozos de rape. Lo cocinamos todo junto y echamos el tomate frito que mezclaremos muy bien.


Momento de incorporar pulpa de choricero, mezclar muy bien y añadir los seis mejillones y las mollas de las chirlas. Unas vueltas y vertemos el caldo (1 de arroz por tres de caldo si lo queremos seco).


En cuanto empiece a bullir añadimos el colorante y el arroz, lo repartimos bien y ya no lo movemos. Este estuvo 18 minutos a 7 de 10 de potencia.


Poco antes de acabar o al apagarse (lo hace solo si lo programas) le añadimos los gambones mientras reposa unos minutos. Salen jugosos y tiernos aunque hayan estado congelados; la cabeza con algo menos de jugo.


A servir en los platos y a comer. Mirad el arroz suelto y con el socarrat justo. Detalle.

Hoy hemos elegido la versión marinera porque teníamos unos  gambones y un trozo de rape pequeño en el congelador, así como caldo de pescado. Solo hemos comprado media docena de mejillones, un cuarto de chirlas y calamar, que nos ha limpiado y troceado nuestro pescadero de confianza Sergio. Se elabora como casi todos los arroces. Buen provecho a tod@s.