Paella de pollo y conejo

Una paella para mi hijo y su novia de pollo y conejo muy parecida a la que quiere ser la auténtica apadrinada por don Rafael Vidal, pero que lleva pimentón y un caldo de pollo en vez de solo agua. Para mí es valenciana, pero la denominaré de pollo y conejo para evitar controversias inútiles. Elaboremos nuestro arroz en paella con difusor de gas en vez de leña. Y ya son varios los pecados cometidos en la cocina.

Ingredientes:


Elaboración:


Nivelamos la paella con aceite y freimos las carnes con las judías verdes. Añadimos tomate frito, azafrán y pimentón. Revolvemos y vertemos en seguida el caldo y el garrofó. Cocemos un rato.


Cuando bulla añadimos el arroz. Dejamos cocer primero a fuego fuerte y luego lo bajamos. Aproximadamente 18 minutos. Proporción una de arroz por tres de caldo y agua.


Cuando casi se haya consumido el caldo apagamos el fuego, lo tapamos con papel y esperamos cinco minutos. Listo para comer.

Que plato más típico de Valencia que la paella. Yo a esta paella la llamaría valenciana capitalina. La habéis comido todos seguramente, y el que no, todavía está a tiempo. Plato para compartir como en este caso mi hijo con varios amigos que la han comido en la misma paella. Les gustó. Buen provecho a tod@s.