Casquería de conejo al horno


Habitualmente, cuando compro un conejo para asar desprecio su cabeza y en el asado va el hígado y los riñones. Pero hoy he pensado que si hago cabezas de cordero al horno; ¿por qué no hacerlas de conejo? Así que me he preparado una merienda con las cabezas, el hígado y los riñones de conejo.

Ingredientes:

Elaboración:


Pues ponemos en una fuentecilla apta para el horno un poco de coñac. Encima las cabezas, el hígado y los riñones. Sazonamos. Encima ajo y perejil picados. Cubrimos de pan rallado y un chorro de aceite.


Al horno arriba y abajo 20 minutos. Guiso acabado. Plato vacío.

Los huesos. Mucho chupar y poca chicha. Pero entre los sesitos, la carrillera, la lengua, el higado y los riñones ha salido una merienda suficiente y sobre todo sabrosa. Sigo enamorado de la casquería. Buen provecho a tod@s.