Cordero asado de Castilla


Hemos publicado varias recetas de CORDERO ASADO. Hoy presentamos la forma de asarlo en la Castilla rural y profunda donde los únicos aditamentos son agua y sal. Algunos usan un poco de aceite o manteca. Mi madre añadía un poco de vino blanco de rueda. Preferimos en mi familia la raza churra a la castellana o manchega como bien decía mi madre o mi amigo Ernesto Ochoa. Es como asan el cordero en los pequeños pueblos de Castilla. Vamos a cocinar.


Ingredientes:

Elaboración:


El carnicero nos ha cortado el medio cordero en cuatro trozos: paletilla, pierna, costillar y riñonada. Lo hemos sazonado y pincelado con aceite y dispuesto en una fuente de horno.


Mientras se precalienta el horno a 220 grados, pelamos las cebollitas y las confitamos en aceite suficiente. Las llevamos a un colador y reservamos. El aceite lo aprovecharemos para las patatas panaderas.


Horno precalentado. Bajamos a 200 grados. Añadimos agua a la fuente y metemos al horno. La cocción nos llevara 2 horas. Cada 20 minutos le damos la vuelta y regamos con su propio jugo. Si hace falta vamos añadiendo más agua.


En los intervalos pelamos las patatas y las freimos en el aceite de freir las cebollitas. Una vez acabadas las colamos y mezclamos con las cebollas. Calentamos justo antes de servir.


Vamos volteando y regando nuestro cordero hasta que este bien tierno.


Servimos nuestro cordero con su acompañamiento y comemos con un vino tinto. Detalle.

Sin más complicaciones, acompañado de unas patatas panadera y unas cebollitas francesas. Probadlo, me recuerda a mi adolescencia. Buen provecho a tod@s.