Solomillo adobado casero con patatas y tomate.

Siempre que puedo me gusta adobar mis ingredientes. En el caso de la carne de cerdo el adobo es siempre el mismo, el de mi madre, salvo raras excepciones. La triada ajo, orégano y pimentón es inamovible. Luego añadiremos o no otros ingredientes. En este caso hemos adobado un solomillo de cerdo durante unos días para luego cocinarlos con unas patatas panadera con tomate. Elaboramos entre cocina y fresquera.

Ingredientes:


Elaboración:


Adobamos la carne, la envolvemos en papel de plástico y la colgamos unos días en la fresquera. Pinchamos el papel con unos palillos. Al cabo de unos días cuando la carne empiece a endurecer, desenvolvemos los solomillos y los partimos en escalopines.


Lavamos, pelamos y laminamos las patatas. Cuando la patata este dorada la reservamos. Aromatizamos el aceite con unos ajitos con un golpe.


Añadimos ahora el tomate y la pulpa de choricero y cocinamos. Agregamos las patatas y revolvemos. En una sartén o plancha hacemos los filetitos de solomillo adobado pimentado.


Emplatamos con las patatas y acompañamos de piparrra. A comer.

Probad a adobar en casa. Os aseguro que estos filetitos de cerdo les dan cien vueltas a los que compramos en la carnecería y ya no te digo en las grandes superficies envasados. Alguna excepción habrá. Buen provecho a tod@s.