Solomillo de cerdo adobado casero con patatas y tomate


Siempre que puedo me gusta adobar mis ingredientes. En el caso de la carne de cerdo el adobo es siempre el mismo, el de mi madre, salvo raras excepciones. La triada ajo, orégano y pimentón es inamovible. Luego añadiremos o no otros ingredientes. En este caso hemos adobado un solomillo de cerdo durante unos días para luego cocinarlos con unas patatas panadera con tomate. Elaboramos entre cocina y fresquera.

Ingredientes:

Elaboración:


Hacemos una pasta con el aceite, pimentón, ajo, sal y orégano y embadurnamos bien nuestro solomillo. Lo envolvemos en papel transparente. lo pinchamos con un palillo y lo colgamos unos días en la fresquera.


Pasados unos días los descolgamos, les quitamos el papel y hacemos unos escalopines.


Vamos friendo despacio unas patatas cortadas en panadera hasta que empiecen a coger color.


Freimos unos ajitos, agregamos la salsa de tomate frito y pulpa de choricero. Vertemos en esta segunda sarten las patatas y mezclamos con cuidado de que no se rompan mucho.


Pasamos los escalopines por la plancha. Que se hagan bien.


Disponemos en una fuente con las patatas. Solo nos queda emplatar las raciones. Segundo plato solucionado.

Probad a adobar en casa. Os aseguro que estos filetitos de cerdo les dan cien vueltas a los que compramos en la carnicería y ya no te digo en las grandes superficies envasados. Alguna excepción habrá. Pero si los filetitos están ricos, no os perdáis las patatas con tomate frito. Buen provecho a tod@s.