Setas de cardo de campo

He probado muchas setas en mi vida, y la verdad es que donde estén las setas de cardo negras de Fuencarral que se quiten las demás, incluso níscalos y boletus edulis. Lo que pasa es que con la expansión urbanística por el norte de esta zona como Tres Olivos o Montecarmelo cada día es más difícil recolectarlas, pues cada día hay menos terreno donde crecen. A cocinar unas pocas.

La lombarda con piñones como acompañamiento

Es un alimento robusto y barato, disponible durante todo el año en el mercado, sin embargo, la temporada ideal para consumir estas coles cultivadas al aire libre es el otoño y el invierno. Nosotros las preferimos en invierno después de haber soportado algunas heladas, pues hacen que muestren todo su esplendor culinario.Es uno de los vegetales más nutritivos y con mejor sabor de los que cultivamos en la huerta. Tiene pocas calorías, muy bajo contenido en hidratos de carbono y alto en agua. Según el MAPAMA las lombardas son ricas en fibra, vitamina C, en minerales (potasio, calcio, fósforo, selenio y azufre) y en compuestos bioactivos. La vitamina C se pierde con la cocción y también al permanecer durante mucho tiempo cortada por lo que no es aconsejable comprar lombarda precortada.

Champiñones al ajillo con jamón

Usamos mucho los champiñones tanto para risottos, para entrante o tapa, o, simplemente como acompañamiento. Hoy los hemos guisado como acompañamiento para carne con jamón ajo y guindilla. El champiñón común tiene un sabor neutro y delicado, con un aroma ligeramente nogado en los ejemplares más maduros. Es popular en gastronomía y de escaso rendimiento calórico, conteniendo alrededor de 20 kcal cada 100 gramos. Es relativamente rico en fibra alimentaria, así como en vitamina B6, vitamina C, vitamina D, potasio y niacina. Vamos a la cocina.

Brócoli con Mayonesa

El origen del brócoli parece que es mediterráneo. Seguramente es el resultado de un cuidadoso cruce natural de plantas de la familia de las Brassica, realizado en el norte de Italia en torno al siglo VI adC. Sabemos que desde la época del Imperio Romano el brócoli ha sido considerado un alimento de valor único entre los italianos. Se introdujo por primera vez en los Estados Unidos por los inmigrantes del sur de Italia, pero no llegó a ser muy popular hasta la década de 1920.Las cualidades gastronómicas y los estudios que prueban sus beneficios para la salud lo han convertido en uno de los grandes emblemas de la alimentación sana moderna. Hoy en día se considera un superalimento.