Albóndigas de pavo con tomate.

Hoy ha venido mi nieta mayor, mi ayudante favorita a cocinar conmigo. Disfruto mucho con ella en la cocina y ha dado forma a unas albóndigas de pavo sorprendentemente homogéneas. No las vamos a freir por razones de salud y para que no se queme la niña. Así que hemos aprendido hoy en internet a cocerlas en vez de enharinarlas y freírlas. A disfrutar con ella en la cocina.