Pollo con tomate de mi madre

Hay muchas recetas de pollo; de hecho, hemos publicado muchas. La receta de pollo con tomate se sigue manteniendo en casa en base a una triada que es el conejo estilo de mi madre, que publicaremos hoy y que por tanto procede de Castill-León. La de mi suegra que la aprendí aquí en Madrid y la que hacía mi abuela en VALENCIA. Al final en todos comemos habas. Espero que os resulten agradables. Cocinemos la versión materna.

Pollo a la cerveza

Tomarse unas cañas con los amigos en el bar o terraza está muy bien y es muy agradable. Pero la cerveza, al igual que el vino, también sirve para dar sabor y color incluso a los guisos. Es el caso de hoy donde saborizaremos unos muslos de pollo con cerveza negra sin alcohol, aunque puede ser con alcohol pues se evapora igual que ocurre con los vinos y licores. Pues cocinemos nuestros muslitos de pollo.

Mollejas de pollo al ajillo

Las mollejas de pollo las podemos encuadrar dentro de la casquería, aunque no tienen nada que ver con las de ternera o cordero. Es el tercer estómago del ave y es un órgano muscular muy barato pero muy duro. Por lo tanto, lleva mucho tiempo de cocción. Ya las hemos descrito en otra publicación: MOLLEJAS DE POLLO EN SALSA donde las describimos de una forma más amplia. Vamos a cocinar.

Muslos con pisto y champiñón de Portobello

En casa comemos pollo 2 o 3 veces a la semana no solo por su precio, sino también por su versatilidad. Asado, guisado, a la parrilla o simplemente a la plancha. No es raro vernos cenar una pechuga en filetes a la plancha con sal y pimienta negra acompañados de una ensalada y fruta. Rápido y sencillo. Además, hay muchas ofertas. Hoy estaban en oferta los muslos de pollo así que hemos comprado unos cuantos para cocinarlos. Vamos a cocinar.

Muslitos a la extremeña

Este es un plato que aprendí en Trujillo en una casa de comidas llamada “La Troya” por la mujer que lo regentaba. La última vez que fui estaba cerrado a cal y canto. El aroma a extremeño lo da el comino especie que me gusta mucho y me recuerda siempre la Vera. El pollo se puede freir, pero hemos aprovechado que hemos hecho unos muslos al horno y hemos reservado unos pocos para este guiso. Guisemos en nuestra cocina.

Pechuga de pollo adobada y empanada con pimientos de Guernica

Esta es una comida que hacemos mucho en mi casa cuando vienen los nietos porque les gusta mucho al igual que los macarrones con chorizo o la sopa de fideos con caldo de cocido de abuelita Merce. Se ponen literalmente hasta arriba y no acabas de escuchar: “quiero más”. Hoy lo hemos hecho solo para nosotros. Hemos acompañado de unos pimientos de Guernica fritos. Eso no les gusta. A cocinar.