El ajoblanco

Llega el calor y es tiempo de hacer sopas que se comen frías. Aunque en mi casa se come con melón, también lo hemos probado con uvas. El ajoblanco (escrito también a veces como ajo blanco) es una sopa fría muy popular de la gastronomía de Andalucía y Extremadura. Se compone de pan, almendras molidas (en tiempos de escasez, como en la posguerra, se ha venido usando en ciertas zonas harina de habas secas), ajo, agua, aceite de oliva, sal y a veces vinagre. Se suele tomar acompañado de uvas o trocitos de melón. Recientemente me han hablado con satisfacción de las pasas como acompañamiento. Es un plato que hemos comido con asiduidad cuando éramos pequeños en casa de mi madre como entrante. Cocinemos a nuestro gusto.

Salmorejo cordobés

Es una sopa fría parecida al gazpacho andaluz de origen cordobés. Se diferencian en que el salmorejo lleva pan y no lleva pimiento, ni pepino, ni cebolla. Hay quién añade un poco de vinagre. Plato muy saludable con sus hidratos, proteína, cereales, grasa, vitaminas y minerales. Ya hemos publicado la versión TAPA. No dilatamos más; a la cocina.