Dorada al horno

Su nombre común viene de la franja dorada característica que se encuentra entre sus dos ojos. Es una especie costera, llegándose a encontrar incluso en estuarios, que se puede conseguir a precios muy razonable cuando procede de la acuicultura que es la que encontramos habitualmente en las pescaderías. Cuando encontramos una salvaje solemos hacer la DORADA al estilo de mi suegra, con naranja. Hoy las haremos al horno con una base de verduras. Voy buscando y preparando el horno.

Dorada a la sal con ensalada

Un clásico de la cocina mediterránea donde cocemos un pescado en un horno de sal, aunque parece que su origen más lejano es el mar muerto, donde antes que con sal se cocía con una capa de barro. Los pescadores ponían el pescado en una piedra, lo cubrían con sal y encendían un fuego debajo de la piedra. Hoy en día estas técnicas se simplifican mucho gracias a los hornos. Lubina y dorada son los más clásicos pero se puede hacer con otros pescados como el besugo; incluso de agua dulce. No os perdáis una trucha grandecita a la sal Demostremos en la cocina lo simple que es.