Mouse de higos

Damas y caballeros ha pasado el tiempo de brevas a higos y ya tenemos aquí la temporada de higos. Siempre al final de vacaciones paso unos días en el pueblo Algar de Mesa en casa de mi amigo Ernesto Ochoa Cebolla. Y siempre me traigo cerezas que allí maduran más tarde por el frío y unos higos de las higueras de su huerto. Tiene una higuera tan cerca de su terraza que solo hay que cogerlas de las ramas que se meten en su patio. Así que verde y con asas, hoy vamos a cocinar un mouse de higos, receta de Milagros apodada “Puseta”, la psicóloga de mi centro, ya jubilada. A cocinar.

Suspiros de amante. Teruelitos.

Suspiros de Amante, que son unas pequeñas tartaletas de queso que originalmente eran preparadas en una pastelería (Casa Albarracín) muy famosa de esta ciudad y la receta era secreta, pero un extrabajador, por despecho, hizo la receta del dominio público. El nombre de estas tartaletas se debe a la famosa leyenda de los Amantes de Teruel allá por el siglo XII. Yo los llamo “Teruelitos” y nos vamos a embarcar en su elaboración en la cocina.