Coca de sardina de bota

La coca es un plato típico de valencia que se rellena o se acaba con múltiples ingredientes. Hoy la cocinamos con sardina de bota, un ingrediente que vamos perdiendo poco a poco en nuestro quehacer diario culinario. Hoy las he encontrado envasadas al vacío en un supermercado muy relacionado con valencia y no he dudado en comprarlas. Durante muchos años ha sido uno de los almuerzos de nuestros mayores. Hemos usado además un pimiento verde y un tomate maduro, si puede ser del Perelló mejor que mejor. Vamos a manufacturarla para elaborar nuestra coca de sardina de bota.

Ingredientes:


Elaboración:


Espalmamos, limpiamos y pelamos las sardinas de bota. Quitamos también las espinas y sacamos la carne limpia.


Hacemos una masa de coca con un vaso de agua, tres cuartos de vaso de aceite, una cucharadita de sal, una cucharada de levadura de panadero seca en este caso. El harina que admita. Como se me acabo la de trigo lleva una pequeña parte de harina de centeno. Es mas oscura y leva algo menos. Amasamos y dejamos levar dos veces. Extendemos la masa en una placa con papel de horno y dejamos reposar media hora.


Lavamos y cortamos unas tiras de pimiento, en este caso verde. Las cocinamos someramente y reservamos.


Disponemos sobre la masa el pimiento, las sardinas y rodajitas de tomate. 30-35 minutos al horno a 180 grados en mi horno. Salen 6 hermosas raciones.

La sardina de bota solo tiene un problema que es limpiarla. Nuestros padres la envolvían en papel de estraza y la comprimían en el marco dorsal de la puerta para poder pelarla, pues separaba la piel de la carne. Luego se acababa de limpiar quitando cabeza, tripas y espinas. Ahora tenemos los espalmadores que nos facilitan esta operación. De una u otra forma buen provecho a tod@s.