Crema de marisco de la familia

Otra crema que se puede tomar fría y caliente en esta ola de calor africano. Se trata de una crema de marisco algo más difícil de elaborar que otras cremas que hemos publicado. Sin embargo, el resultado es fantástico con no muchos ingredientes. Vamos a pasar un rato cocinando.


Ingredientes:


Elaboración:


Pelamos unas gambas y hacemos un caldo sofriéndolas y añadiendo agua. Reservamos las colas. Abrimos unos mejillones y unas chirlas con limón y laurel. Colamos su caldo y reservamos.


Quitamos las cáscaras a los mejillones y las chirlas y guardamos las mollas. Tenemos un caldo de pescado casero de otro día, el caldo de mejillones y chirlas y el caldo de las gambas. Mezclamos los tres caldos.


Picamos un puerro hermoso y un par de ajos. Sofreímos el puerro, el ajo y el laurel y el limón de abrir los mejillones y las chirlas. Agregamos harina y freímos. Agregamos las gambas y removemos.


Incorporamos el coñac y flambeamos. Añadimos la carne de los mejillones y chirlas y removemos, mezclando todo. Echamos el caldo y dejamos cocer un rato.


Espolvoreamos el pimentón y la pimienta blanca. Retiramos el laurel y el limón y pasamos por la batidora y luego por el pasapurés. Dejamos espesar. Freímos unos tostones de pan y emplatamos. Y a comer. Fría o caliente.

Todas las cremas que estamos publicando son muy versátiles. Además de que se pueden comer frías o calientes, nos sirven como entrantes o platos principales. No las olvidemos. Buen provecho a tod@s.