Ensalada hawaiana de mi madre


Ensalada hawaina, otro de los platos que hacía mi madre para hacernos comer fruta y verdura; piña y remolacha. Comíamos además las proteínas del pollo y la grasa la aportaba la mayonesa. No es muy difícil de hacer y está rica no solo de sabor, sino visualmente. Entra por los ojos. Me engañó tan bien mi madre que sigo haciéndola de vez en cuando. Vamos a darnos una vuelta por la cocina con gorro y mandil.

Ingredientes:

Elaboración:


Salpimentamos unos filetes de pechuga de pollo, las pasamos por la plancha y las troceamos.


Encima troceamos piña en su jugo, no en almíbar, y remolacha cocida.


Mezclamos todo en una fuente añadiendo el líquido de la remolacha. Hacemos una mayonesa espesa. La vertemos en la fuente y removemos hasta que toda la mayonesa adquiera el color rosa de la remolacha. La mayonesa irá quedando cada vez más líquida.


Pasamos por la plancha unas rodajas de piña, las espolvoreamos con sal gorda y las depositamos sobre la ensalada. Emplatamos.

Nuestra ensalada está lista para degustar Hemos repetido dos de tres pero hemos reservado un poco, para publicar la versión tapa.

Un platillo que nos sirve de entrante, acompañamiento o tapa. Publicaremos también la versión en tapa justo a continuación de esta que se van viendo en bares y restaurantes. Buen provecho a tod@s mientras esperamos la tapa.