Fideos con costillas y alcachofas


No penséis en la fideuá porque se hacen justo al revés. Este es un guiso de mi mujer que aprovechó unas costillas de cerdo sobrantes, unas alcachofas cocidas que caducaban, y un sofrito más o menos tradicional con un caldo de pollo; ese si casero. Pues aunque como valenciano me repugnaba un poco la idea he de reconocer que estaban muy rico. Las fotos no son muy buenas porque cuando guisa no le gusta que ande por la cocina haciendo fotos. Pero en fin, entre cocción y cocción he logrado sacar esta receta como para publicarla. La acompañamos en la cocina.

Ingredientes:


FALTAN LAS COSTILLAS DE CERDO

Elaboración:


Lo primero que ha hecho mi mujer ha sido freir unos fideos finos. En el aceite restante hemos frito las costillas y las hemos reservado.


Hacemos un sofrito de cebolla, ajo y tomate.


Sofrito hecho. Añadimos las costillas y enseguida los fideos.


Vertemos el caldo y dejamos que evapore hasta que veamos otra vez las costillas.


Añadimos el vino blanco o más caldo o agua y volvemos a cocer. Nuevamente volvemos a ver las costillas.


Incorporamos las alcachofas cocidas y cocinamos hasta que no quede líquido.


Nuestro guiso está acabado. Servimos en los platos y a comer. Detalle.

La idea le ha surgido porque había unas costillas que se iban a estropear y unas alcachofas precocinadas que iban a caducar. Y como nuestro convencimiento es no tirar nada hemos hecho este guiso, digamos de aprovechamiento. Pero ya os digo no penséis en la fideuá ni en los fideus rossejats, porque no tienen nada que ver. Buen provecho a tod@s.