Ropa vieja cubana


Nada que ver con nuestra ropa vieja tradicional, aunque también se utiliza carne sobrante de cocido o puchero, en este caso con falda de ternera a la que le hemos quitado la grasa y luego la hemos deshilachado. La ropa vieja cubana es herencia de la sabrosa cocina peninsular, y más específicamente la de las Islas. No se sabe bien si fueron los canarios quienes llevaron consigo la idea, o contrariamente, la importaron de Cuba a su vuelta. Lo cierto es que tiene esa esencia de ambas culturas, materializada en un plato tan exquisito como éste, y del cual no se desperdicia absolutamente nada. Hemos acompañado de tostones de plátano macho pero no de arroz blanco. Cocinemos.

Ingredientes:

Elaboración:


Como primera medida hemos picado la verdura y una vez hecho el sofrito lo hemos mezclado con tomate casero. Tenemos nuestro pisto acabado.


Mientras se hace el pisto doramos la carne añadimos verdura con ajo y laurel, cubrimos de agua y en media hora tendremos nuestro caldo y carne. Podemos usar carne de cocido y su caldo para que sea realmente una ropa vieja.


Desmechamos o hacemos la carne en hebras. En una sarten ponemos a dorar unos ajos laminados con unos trocitos de guindilla.


Cuando empiecen a dorarse echamos la carne salpimentada, el cilantro picado y el comino en polvo y mezclamos bien. Vertemos ahora el vino y dejamos evaporar totalmente.


Disponemos ahora pisto encima, ajustamos de sal y cocinamos todo junto unos minutos. Nuestro guiso está acabado. Se suele servir con arroz blanco y unos tostones de plátano macho. Hagamos los tostones.


Pelamos el plátano y cortamos rodajas gruesas de unos dos cms. Los freimos en abundante aceite hasta que queden bien tostados.


Pasamos por papel absorbente y con un vaso los aplastamos hasta mitad de su grosor. Los volvemos a freir y dejamos otra vez en papel para que pierdan el exceso de grasa hasta el momento de emplatar.


Emplatado de nuestra ropa vieja cubana con los tostones de plátano macho. Faltaría el arroz cocido que no hemos puesto.

Un plato de cocina no tradicional en España, que hemos mirado en internet tras una controversia con el aprendiz en la carnicería que nos vendía un vacío como una entraña. Alguien comentó que con entraña o falda se hacía la ropa vieja cubana. Pues aquí la tenéis con un trozo de vacío sobrante. Se diferencia claramente de la peninsular, no solo por sus aromatizantes, también porque en vez de patata y huevo y oros ingredientes del cocido, se hace con un pisto. La receta se acompaña de tostones de plátano macho y arroz blanco. Yo he prescindido de este último. Buen provecho a tod@s.