Congrio con patatas


Otro clásico en mi familia son las patatas con congrio o congrio con patatas igual me da. Básicamente es la proporción de uno y otras para designarlo. En la primera comeremos más patatas y en la segunda mas congrio. Justo ahora en septiembre empieza la segunda temporada del congrio así que compré dos rodajas de lo que me pareció un buen corte del congrio abierto. Y unas cuantas del congrio cerrado para elaborar el fumet con un poco de verdura. Pues habrá que darse un garbeo por la cocina.

Ingredientes:

Elaboración:


Lo primero que hacemos es un fumet o caldo de pescado con el congrio cerrado y algo de verdura que tengamos por la nevera. Picamos el puerro y el pimiento verde. Pelamos las patatas y las tronchamos en trozos medianos.


En una cazuela con aceite comenzamos un sofrito de puerro y pimientos. Cuando el puerro comience a tostarse, porque queremos aprovechar ese sabor, sin legar a quemarse echamos la pulpa de choricero y revolvemos bien. Sofrito acabado.


Momento de verter el caldo que habíamos reservado y echar las patatas que coceremos durante unos 20 o 25 minutos. Ajustamos de sal.


Momento de incorporar el congrio que moveremos en movimiento de vaivén y que se hará en breves momentos. Si vamos a usar almejas las pondremos a la vez que el congrio. Plato acabado. Detalle.

Plato que sin ser un diez resulta muy sabroso y que se puede comer perfectamente en días como hoy donde ya no hace tanto calor. No es un pescado caro y las primeras rodajas de la pieza, las más buscadas por ello, apenas tienen espinas. Todo lo contrario que la parte cerrada que está llenita y encima son finas las puñeteras pero nos otorgan la posibilidad de un rico fumet. Tenemos por delante tres o cuatro meses de temporada de congrio. Aprovechemos. Y como siempre buen provecho a tod@s.