El marmitako y sus sobras

El marmitako es un guiso del cantábrico, fundamentalmente del País Vasco y Cantabria, aunque también lo encontramos en Asturias aunque ahí se conoce más por sorroputun. Básicamente es un estofado de bonito del norte con patatas y verduras. También lo podemos hacer con atún como en Cádiz aunque es mucho más caro. Curiosamente y a pesar de ser un plato de cazuela, su consumo se produce fundamentalmente en verano, debido a que es esta la época en la que se pesca el bonito del norte en el mar Cantábrico. En otras épocas del año puede elaborarse con otras especies de atún como el llamado Sanjuanero en Levante donde lo llamaríamos cazuela de atún que además lleva azafrán y muchas veces guisantes. Guisemos.


Ingredientes:

Elaboración:


Empezamos por un sofrito de cebolla, pimiento verde y ajo picados. Escaldamos los tomates brevemente para pelarlos y los picamos. Pelamos las patatas.


Cuando el sofrito comience a estar echamos sal y el tomate y a guisar. Incorporamos la punta de pimentón picante y la pulpa de los choriceros.


Removemos todo bien que se mezclen los sabores y cocinamos unos minutos más.


Echamos el vino y dejamos bullir para que evapore el alcohol. Medio tapamos la cazuela y bajamos el fuego.


Chascamos las patatas, las añadimos y las rehogamos. Vertemos un caldo de pescado que hicimos ayer con cabezas y espinas de salmonete fritas, algo de verdura y agua. Ajustamos de sal y cocemos media hora. Unos minutos antes echamos el pescado que se hace en pocos minutos. Nuestro guiso esta acabado.


Servimos nuestros platos y a comer. Detalle.

Al día siguiente escalfamos unos huevos en las sobras y otra comida solucionada. Mirad la yema, en su punto.

En esta ocasión lo hemos hecho con atún que estaba en oferta. Paladares distinguidos los diferencian, pero yo me fijo más en el color. Si al enharinarlo y darle una vuelta en el aceite queda muy blanco es bonito. En caso contrario suele ser atún en alguna de sus variedades. En todo caso guiso rico y sabroso con el cual deleitarse. En las sobras escalfaremos unos huevos con lo que solucionamos una comida o cena según la cantidad. Buen provecho a tod@s.