Espinas de anchoas caseras fritas


Esta publicación seguro que os sorprenderá. Pero es verdad, se trata de las espinas sobrantes de sacar los lomos de unas anchoas caseras. Receta que aprendí en un foro de cocina de un gran amante del pescado. No se tira nada, incluso con unas simples espinas conseguimos esta deliciosa tapa. Quedan absolutamente crujientes y muy sabrosas. A transgredir en la cocina.


Ingredientes:

Elaboración:


Siempre que limpio anchoas procuro guardar las espinas que consigo quitarles enteras, sin que se rompan. Simplemente las pasamos por harina y les quitamos el exceso con un colador.


Pues de hay a la sarten a fuego medio para que se doren bien pero sin quemarse. Pasamos por papel absorbente y reservamos. En este caso hemos presentado la tapa con ensaladilla rusa, una anchoa y una piparra. Detalle en la última foto. Sorprendente.

Esta receta casi seguro que no la habéis probado, pero anda por mi cocina y por mi mesa siempre que limpio unas anchoas en salazón hechas en casa. Sorprendidos o no buen provecho a tod@s.