Lubinas al horno con ajada


Ha llegado un momento en que menos a mí, en mi casa les gusta más la lubina de piscifactoría que la salvaje que les sabe demasiado fuerte. Yo que queréis que os diga, donde este una buena lubina salvaje que se quiten las de piscifactoría. Hoy vamos a hacerlas al horno con verduras y ajada. Entremos en la cocina.

Ingredientes:

Elaboración:


Cortamos la patata y el calabacín en rodajas y el pimiento en tiras. Freimos las patatas y las tiras de pimiento. Hacemos una cama con el calabacín y las patatas en una fuente de horno.


Lavamos y disponemos las lubinas con dos cortes en el dorso salpimentadas por ambos lados. En una hemos puesto dos rodajas de limón y regado con un poquito de su jugo. Disponemos los cuartos de tomate y las tiras de pimiento. Ponemos un poco de vino blanco en el fondo, regamos con un poco del aceite usado para las patatas y el pimiento y salpimentamos todo.


Mientras se va haciendo en el horno (14 minutos a 240 grados con ventilador) doramos unos ajos laminados con cayena. Sacamos del fuego y añadimos vinagre. Dos minutos antes de acabar abrimos el horno y regamos con la ajada. Emplatamos .


Nuestro guiso esta acabado. Nada más queda disfrutarlos. Detalles.

La Lubina, que alguna vez hemos pescado todos los valencianos aficionados a la pesca es un pescado estupendo para cocinar de cualquier forma. Me gusta más que la dorada y el sargo por ejemplo. No os olvidéis de ella a la hora de cocinar. Buen provecho a tod@s.