Palometa con tomate

La palometa, japuta, castañeta o zapatero. Es un pescado blanco o semigraso y de agua salada. Su contenido proteico es de los más altos en los pescados, su precio no es alto y no se ha conseguido criarlo en piscifactorías por lo que hay que congelarlo por el riesgo de anisakis. Cuando lo guisamos con tomate tiene la ventaja de quedar más tierno y jugoso que el atún o el bonito. Manos a la obra.

Ingredientes:


Elaboración:


Quitamos el máximo de espinas, partimos en trozos, salpimentamos, enharinamos, freimos y reservamos la palometa.


Picamos pimiento y cebolla en rodajas y juliana repectivamente.


Hacemos un sofrito. Paralelamente o el día anterior hemos hecho el tomate frito.


Echamos el sofrito al tomate y mezclamos bien. Incorporamos los trozos de palometa y mezclamos con el tomate con movimientos de vaivén a fuego más bien flojo. nuestro guiso está acabado.


Emplatamos. Preparar pan para mojar. Detalle.

Es cada vez mayor la presencia de palometa ahumada en el mercado. Sin embargo, la especie utilizada para este proceso es otro tipo de palometa denominada palometa roja o alfonsino, de cuerpo color rojizo y carne pigmentada. La que nos ocupa (brama brama)vive en aguas del océano Atlántico, del Índico, en la costa sur del Pacífico y también en el mar Mediterráneo. Es un pescado que se suele comer en escabeche, adobado o con tomate como hacemos hoy. Buen provecho a tod@s.