Pulpo a la mugardesa de la tía Sari

Soy uno de los mayores fans del pulpo y hoy os presento una elaboración algo desconocida para los españoles en general. Original de Mugardos, bonito pueblo en la Ría de Ferrol al lado de Fene. Es un plato extraordinario. Todos los años, el segundo sábado de Julio se celebra, con concurso y premio incluidos, la feria del pulpo de Mugardos donde degustaremos dicho plato y empanada de pulpo como platos estrella. Receta aprendida de la familia Padierna emparentada con mi tío Faustino, hermano de mi madre, que residieron en Ferrol y Fene. Ya estoy tardando en entrar a cocinar.

Ingredientes:

Elaboración:


Lo primero es cocer un pulpo que hemos tenido congelado. Lo hemos hecho con agua, una cebolla pelada y unas hojas de laurel durante media hora, después de asustarlo tres veces. Se han perdido 500 gramos desde el peso del pulpo en crudo (un kilo y cien gramos) hasta el cocido (600 gramos).


Troceamos el pulpo y ponemos las patatas a cocer unos quince minutos. El resto de la cocción lo cumplirá en el propio guiso. Mientras picamos la verdura y preparamos un vaso de vino blanco.


Preparamos el sofrito base. Empezamos con la cayena y los ajos. En cuanto empiecen a bailar echamos la cebolla y cuando esta esté medio hecha los pimientos.


Sofrito hecho. Añadimos el pimentón, revolvemos y rápidamente vertemos el vino. Dejamos que evapore el alcohol y añadimos el caldo de cocer el pulpo. Incorporamos el pulpo reservado a nuestro guiso y dejamos cocer unos minutos.


Solo nos queda añadir las patatas. Si hace falta añadimos más caldo. Ajustamos de sal y dejamos cocer cinco o diez minutos más, hasta que la patata este en su punto. Emplatamos y a comer. Hemos comido el guiso con una sidra casera que nos ha traído la familia asturiana de Gijón.

Cuando pensamos en pulpo y en Galicia, todo el mundo tiene en mente la misma receta: Pulpo á Feira. Es cierto que está muy bueno, pero el pulpo se puede cocinar de muchas otras formas. Al horno, a la brasa o guisado como en este caso. Podemos obtener unos platos de pulpo espectaculares. Ya hablaremos otro día del Pulpo de la ría, del pulpo asturiano o de las habichuelas con pulpo de Cádiz.