Rodaballo con salsa bilbaína y brócoli

El rodaballo es el pescado que más les gusta a mi mujer y mi hijo el pequeño. Especialmente elaborado de esta manera. Cuando está a buen precio lo compro y se lo hago sin dudarlo. Ahora menos porque mi niño pequeño se ha emancipado, pero los findes, viene casi siempre un día a comer o cenar. En este caso lo hemos acompañado de brócoli al vapor, pero podemos poner cualquier otro acompañamiento como unas papas pobres o un tomate picado. Venga, venga, vamos a cocinar.

Ingredientes:


Elaboración:


Hacemos unos cortes al rodaballo, cortando su espina central. Sazonamos y pintamos de aceite por ambos lados. Metemos en la placa de horno precalentado a 240 grados durante 14 minutos.


Freimos los ajos laminados con las cayenas. Si las partimos picara un poco más. Una vez dorados retiramos del fuego. Cuando se haya templado añadimos un chorro de vinagre y removemos. Salsa hecha.


Regamos con esta salsa el rodaballo. Emplatamos con un brocoli al vapor aliñado solo con sal y aceite de oliva. La parte más noble. Yo me comí la cabeza, el cogote y la ventresca. Mucho más feos y laboriosos de comer, pero más sabrosos. Y pan para mojar esta deliciosa salsa.

Receta bien sencilla y muy sabrosa, salvo que los rodaballos de piscifactoría suelen ser pequeños y alguien tiene que comer las partes menos nobles. Yo siempre me presto a ello pues son las más trabajosas de comer, pero también las más sabrosas. Buen provecho a tod@s.