Dulce de membrillo

El dulce de membrillo, también llamado codoñate, membrillate, carne de membrillo, es originario de España (donde se encuentran zonas de producción típicas como en Puente Genil)​ y de Portugal. El árbol de membrillo es originario de Asia Menor y del Cáucaso. Griegos y romanos llevaron este fruto a la península ibérica, lo comían cocido y endulzado con miel. Los romanos lo utilizaban también para elaborar un licor con orujo, vino tinto y membrillo. El dulce se prepara simplemente cociendo pulpa de membrillo con igual cantidad de azúcar, obteniendo un bloque de dulce que puede ser cortado para acompañar o rellenar distintas preparaciones culinarias. El dulce se popularizó en el siglo XII gracias a su abundante uso en la cocina sefardí.

Ingredientes:

Elaboración:

Los membrillos se lavan, se parten en cascos, y se les quita el corazón. Se ponen a cocer (con cáscara) en agua hirviendo. Una vez bien blandos, se pasan por un colador y se pesan; se hace un almíbar de kilo de azúcar por kilo de pulpa; una vez que este almíbar comience a azucararse se le echa el membrillo y sin dejar de revolver se hierve 10 minutos más. Inmediatamente se coloca en los moldes para que enfríe.

Una presentación:

Llega la temporada del membrillo y en esta época solemos hacer dulce de membrillo. Este membrillo que publico lo ha hecho Josefa Molina, la madrina de mi hijo, que es la especialista y nos surte a toda la familia. En el norte de España, se sirve a menudo con las tapas de queso. Llega la temporada del membrillo y es típico realizar el dulce de membrillo, también en la comunidad Valenciana (codonyat). Nosotros solemos comerlo con queso desde pequeños. El caviar lleva un chorrito de limón, mantequilla y pan tostado. Buen provecho a tod@s.