Cigalitas fritas

Hace unos días fue el santo de las Mercedes y por tanto de abuelita Merce, mi mujer. Y sé que le encantan las cigalas. Así que fui a buscar unas cigalas. Solo las encontré congeladas de tamaño mediano, pero no podía dejar de hacérselas. Pues pensado y hecho; el aperitivo ideal para ella lo elaboramos ya mismo en nuestra cocina.