Pastel de cerezas.

Una cucharada de mantequilla y dos de azúcar. Mezclamos con una cazuela al fuego. Añadimos las cerezas en trozos y sin hueso. Dejamos cocer a fuego lento hasta que empieza a parecerse a una mermelada. En este momento agregamos 2 yogures griegos y un chorro de miel. Removemos y ponemos tres hojas de gelatina neutra, previamente remojadas.