Arroz con pollo y salchichas

Aunque realmente se hace en cazuela de barro, este lo hemos hecho en acero. La foto de presentación es antigua de cuando guisábamos en barro antes de instalar la cocina de inducción. Arroz de pollo y salchichas en cazuela. Receta muy rápida de hacer, barata y socorrida que mi hijo se lleva en el tupper para comer en el trabajo en más de una ocasión. Las salchichas pueden ser de pollo. A disfrutar cocinando este arrocito.

Pollo con tomate de mi madre

Hay muchas recetas de pollo; de hecho, hemos publicado muchas. La receta de pollo con tomate se sigue manteniendo en casa en base a una triada que es el conejo estilo de mi madre, que publicaremos hoy y que por tanto procede de Castill-León. La de mi suegra que la aprendí aquí en Madrid y la que hacía mi abuela en VALENCIA. Al final en todos comemos habas. Espero que os resulten agradables. Cocinemos la versión materna.

Pollo a la cerveza

Tomarse unas cañas con los amigos en el bar o terraza está muy bien y es muy agradable. Pero la cerveza, al igual que el vino, también sirve para dar sabor y color incluso a los guisos. Es el caso de hoy donde saborizaremos unos muslos de pollo con cerveza negra sin alcohol, aunque puede ser con alcohol pues se evapora igual que ocurre con los vinos y licores. Pues cocinemos nuestros muslitos de pollo.

Pollo de la yaya Manuela

Este es el pollo que guisaba mi abuela Manuela de forma más habitual. De vez en cuando hacía POLLO en pepitoria (nosotros hemos adoptado la receta de mi suegra) o POLLO con tomate, pero esta era la forma más frecuente por su sencillez y resultado que permite también mojar pan. No la aprendí de ella, sino que me la transmitió mi madre. A la cocina sin tardar.

Caldo de pollo casero

Ya sabéis que siempre que puedo prefiero hacer y utilizar mis propios caldos. En este caso un caldo de pollo con pieles y huesos de muslos y contramuslos. Últimamente cuando guisamos pollo, excepto cuando lo hacemos al horno, le quitamos la piel por eso de las calorías. Hoy hemos limpiado pollo y hemos aprovechado para hacer un caldo. Venga, vamos a demostrarlo.